La guarnicionería que inició la familia Giner, nació en 1980, pasando de generación en generación hasta la actualidad, permitiéndoles de esta manera, convertirse en unos de los pocos artesanos que todavía perduran, y el único en su oficio de guarnicionero o corretger de toda l'Horta Nord que se encuentra en Massamagrell.

Ha sido una guarnicionería tradicional que ha ido adaptándose a la evolución que ha dado el mundo del caballo, desde su uso como medio de transporte y trabajo, hasta nuestros días que se utiliza como un deporte.

Los materiales que sigue empleando este corretger son los mismo de siempre: cuero y cáñamo. El cuero curtido de la piel de vacuno o guarnimentera procede como antaño, de Cataluña, y el hilo para coser, el fil de cànem también se mantiene, con la única salvedad que ahora se unta con cera virgen.

En nuestra guarnicionaría intentamos estar a la vanguardia proporcionando la información adecuada a cada cliente y aconsejándole lo que necesita cada uno de ellos para la disciplina que practique.

Tenemos las mejores marcas y productos en exclusiva y entre ellos un modelo especial de silla de doma diseñada por Emilio Giner quién contando con la colaboración de algunos de los mejores jinetes, hemos conseguido un producto cuya confortabilidad, tanto del jinete como del caballo, en la práctica de esta disciplina es muy reconocida.

Finalmente queremos señalar que además reparamos todos nuestro artículos y confeccionamos toda clase de botas a medida.