13 Ideas de Diseño para Jardines

Hemos preparado una lista con algunas ideas de diseño para jardines que seguro podrás disfrutar durante años si las pones en práctica. Desde poner tu césped “en forma” hasta decorar con figuras y adornos o mantener los bordes, prueba estas ideas para tu jardín y transforma tu espacio exterior.

Pon tu césped “en forma”

Si miras por la ventana hacia tu jardín, seguramente la forma más grande que veas será tu césped. Si tiene una buena forma, nos servirá como base para ir por el buen camino en el jardín entero. Y recuerda, ¡no tiene por qué ser un rectángulo! Prueba con una forma ovalada, circular o cuadrada. Te sorprenderás… ¡y también lo harán tus invitados!

La pavimentación establece el tono


El color de tu pavimentación y la forma en la que decidimos colocarlo puede decidir las líneas maestras del diseño del jardín por completo. Por ejemplo, las piedras grises y blancas colocadas aleatoriamente nos darán una sensación típica de la Francia rural. Un pavimento negro o plateado instalado mostrando un diseño regular formará el telón de fondo ideal para un diseño elegante y moderno, mientras que las piedras doradas colocadas siguiendo un patrón mixto creará una ambientación típica de la Inglaterra rural.

Diseño para jardines camino

Conjuntar las plantas y el pavimento


Si quieres crear el jardín de tus sueños, la atención al detalle es de suma importancia. Consigue una combinación preciosa conjuntando tus flores con el pavimento de tu elección. Por ejemplo:
–          Las piedras grises o blancas lucen especialmente bien con flores o plantas lilas y blancas.
–          El pavimento negro y plateado se ve genial al combinarlo con colores fuertes, como el rojo, el naranja o el amarillo.
–          Los suelos dorados combinan bien con floraciones que poseen tonos suaves: rosa, lavanda y amarillo calcáreo.

Planear la plantación

La gente consigue los mejores diseños empezando por plantas estructurales en combinación con plantas bonitas con flores. Coloca arbustos de hoja perenne al final de cada margen y cada cierta distancia. Planta arbustos pequeños como el boj o arbustos grandes perennes (por ejemplo mahonias) en zonas más grandes. En cuanto tengas creada esta estructura inicial, rellena los espacios vacíos con plantas que tengan flores bonitas. Intenta usar solo cinco o seis tipos diferentes y utiliza patrones repetitivos a la hora de organizarlas para conseguir un efecto combinado y armonioso.

Recuerda las cuatro estaciones

Cuando tomes la decisión de qué plantas con flor poner en tu jardín, intenta que algunas luzcan bonitas en cualquier estación para así conseguir algo de color durante todo el año. También pon en primavera o a principios de verano bulbos para preparar el jardín para un gran comienzo.

No escatimes en el espacio para sentarse

Cuando planees el diseño de tu jardín, si tienes intención de tener una mesa, asegúrate de tener suficiente espacio para que cada persona se pueda sentar de forma cómoda y todos puedan echar la silla hacia atrás sin golpear nada. Y recuerda, también necesitarás algo de espacio para andar alrededor de la mesa cuando todo el mundo esté sentado. ¡Se necesita mucho más espacio del que puedes pensar en un principio!

Presta atención a los límites

En un jardín pequeño, los muros limítrofes, las vallas o los setos pueden ser los elementos más grandes a la vista, por lo tanto es realmente importante conseguir que luzcan bien. No tienen porqué ser iguales, pero intenta lograr unos vínculos visuales entre ellos. Podrías tener el mismo tipo de valla, por ejemplo, y hacer que crezcan enredaderas combinando los colores. Si no puedes cambiar las vallas, blanquéalas o revístelas con listones o enrejados. En según qué vecindarios, puede que necesites el permiso de otros vecinos o del ayuntamiento para hacer determinados cambios en los muros o vallas que dan al exterior o a otras parcelas.

Integrar tus figuras y adornos

La regla más importante cuando hablamos de adornos para jardín es situarlos cerca de las plantas. Un adorno o una fuente de piedra instalada en medio de la nada es difícil que luzca bien. Si es pequeño parecerá ahí perdido y si es muy grande tomará demasiado protagonismo.

Jardín con flores y jarrones decorativos

Crear una estancia en el jardín

Una estancia en el jardín es una gran idea para maximizar y extender tu espacio, ya sea que lo quieras como oficina o como lugar para hacer yoga. Piensa en formas de hacer que tu jardín sea más que un lugar donde comer, beber o tostarse al sol.

Sin embargo, si el espacio en tu jardín es limitado, considera parcelarlo en zonas. Piensa en cómo convertirlo en un santuario relajante con una decoración acogedora. Por ejemplo, compra una alfombra de exterior y combínala con faroles y cojines de jardín para dar una sensación cómoda y acogedora.

No olvides las luces

Hablando de iluminación, por favor no subestimes lo importante que resulta crear una buena atmósfera en tu jardín. Ya sean tiras de luces de colores o faroles situados a intervalos para formar un camino en el jardín, las luces que escojas le darán a tu espacio exterior su verdadero carácter y son esenciales para cenar fuera cuando ya anochece.

Soluciones para espacios pequeños

La plantación vertical es la clave. Haz uso de las vallas y los muros para plantar hacia arriba y así maximizar el espacio y compra cestos colgantes. En cuanto al pavimento, opta por la gravilla, es mucho más barata. Lo más importante que debes tener en cuenta es que un jardín pequeño no significa que no puedas disfrutarlo o sacar el máximo de él. Las mesas y sillas plegables, por ejemplo, resultan muy útiles para estos casos.

Crea un espacio para los niños

A los niños les encanta salir al jardín a jugar, así que asegúrate de dedicarles una zona donde puedan jugar con sus juguetes de exterior. Si tienes suficiente espacio, puedes comprarles un tobogán o una casita de jardín. Para espacios más limitados, una zona de arena o cosas de cocina de barro en una esquina quedará muy bien y los niños se entretendrán durante horas.

¡No olvides los animales salvajes!

Depende de donde tengamos la casa con jardín, puede que haya algunos animales salvajes viviendo alrededor. No te olvides de ellos si es posible. Por ejemplo, puedes plantar plantas de las que más les gusta a las abejas, colgar comedores de pájaros en árboles o vallas o pensártelo dos veces antes de cortar ese gran árbol que sirve de camino para que las ardillas vayan de punta a punta por los jardines de los vecinos.

× Publicar mi artículo