Montar una churrería, un negocio tradicional rentable

Una churrería es una opción tradicional cuando buscamos negocios rentables, que requiere de una inversión menor, si se le compara con otro tipo de emprendimientos. Además, este sector goza de una gran aceptación en toda España, de hecho, aunque originalmente los churros se consumían mayormente en invierno, han logrado superar dicha estacionalidad y ahora se les consume en cualquier época del año.

Montar una churrería no requiere de grandes inversiones y es posible comenzar la producción y venta en un periodo de tiempo bastante corto. Por suerte, no es un tipo de negocio que requiera de una formación especial para gestionarlo. No obstante es recomendable que cuentes con un plan de negocios antes de poner en marcha tu proyecto, este plan debe incluir la zona donde piensas abrir el local, la competencia, el modelo de distribución, la maquinaria y el personal necesario.

Debe contemplar también la estrategia de marketing y comunicación que usarás para llegar al público objetivo y lograr convertirlos en clientes de tu churrería. Piensa también en la imagen del producto y la marca con que saldrán al mercado. Lógicamente, también resulta crucial que te decantes por la mejor churrera para tu negocio, en este sentido destacan fabricantes de churreras con marcas especializadas como Inblan.

Churros deliciosos

Local 

Una de las ventajas que ofrece una churrería es que no necesita de un local muy amplio, con un espacio de entre 30 y 50 m2 es suficiente para este tipo de negocio. Sin embargo, su ubicación es un elemento de gran importancia, ya que lo más recomendable es que se encuentre en una zona con la suficiente afluencia de público en la franja horaria donde más se consume este producto.

Otra ventaja es que una churrería puede ser un negocio ambulante, así podrás movilizarte a las zonas donde los churros tengan mayor demanda con tu churrera profesional. En este caso deberás contar con un vehículo o remolque con las dimensiones suficientes que te permitan trabajar de forma cómoda, ya que debes tener espacio para la maquinaría, almacenaje, preparación y venta de los churros y otros alimentos y bebidas que conforman tu carta.

Si te decides por montar la churrería en un local debes considerar la organización y distribución del espacio, las zonas más usuales son.

  • Área de atención al público: se ubica fuera del mostrador, dependiendo del tamaño del local puedes colocar sillas y mesas, si tienes poco espacio puedes colocar algunas encimeras para que los clientes puedan comer en el local o vender para llevar, puedes hacer también entregas a domicilio.
  • Área de elaboración: se localiza dentro del mostrador, está área debe tener la suficiente amplitud para ubicar toda la maquinaria y contar con espacio para trabajar de forma cómoda, ya que se necesita amasar, freír, preparar las bebidas, etc.
  • Área de almacenaje: aunque una churrería no requiere el almacenaje de muchos productos, siempre es necesario contar con un área higiénica donde guardar los insumos para preparar los productos.
  • Área de aseos: si cuentas con un local amplio donde los clientes consumen tus productos el servicio de aseos siempre es un plus que agradecerán los clientes.

Maquinaría necesaria 

La maquinaría para tu churrería va a depender del volumen de producción, en todo caso necesitarás como mínimo comprar una churrera automática, que es una especie de máquina de churros todo en uno que utiliza las últimas tecnologías para obtener los mejores resultados. Tradicionalmente, se ha necesitado:

  • Amasadora. 
  • Cesta metálica para la masa elaborada. 
  • Pala para manipular la masa. 
  • Inyectora rellenadora de churros. 
  • Dosificadora de churros (churrería). 
  • Freidora.
  • Calentador de churros. 
  • Chocolatera. 

Contar con las máquinas necesarias te permitirá que puedas elaborar productos de buena calidad de forma rápida y efectiva, así podrás producir el volumen que necesitas para cubrir la demanda de los clientes de tu chuchería, e incluso aumentar la producción en el momento que sea necesario.

Licencias  

Como cualquier negocio relacionado con la hostelería, para montar una churrería debes contar con diversas licencias y permisos, entre ellos:

  • Licencia del ayuntamiento: debes solicitar la licencia para tu churrería en el ayuntamiento de la localidad donde se ubica el local, igualmente si es una churrería ambulante igual necesita contar con el permiso del ayuntamiento para ubicarse y trabajar en los espacios urbanos. 
  • Certificado de Manipulador de Alimentos: todos los empleados de la churrería que intervengan en la elaboración o servicio de los productos necesitan contar con este certificado. 
  • Impuesto de Actividades Económicas (IAE): debes darte de alta en el IAE, un trámite que debes realizar ante la Agencia Tributaria, puedes hacerlo vía online a través de su sede electrónica, o de forma presencial en cualquiera de sus oficinas.  
  • Régimen de la Seguridad Social para Trabajadores Autónomos (RETA): debes darte de alta en el RETA como autónomo.  
  • Seguro de Responsabilidad Civil: aunque no es obligatorio es importante que cuentes con este seguro que te permitirá cubrir cualquier accidente que afecte a los clientes.

¿Cuál es la mejor manera de amueblar las instalaciones comerciales?

Son muchas las instalaciones comerciales que necesitan disponer de un mobiliario cómodo, estético y funcional en sus espacios, dado que deben atender una gran cantidad de clientes y buscan ofrecer la mejor atención. Hoy en día existe una solución que se adapta a las necesidades de cada instalación comercial, para así ofrecer el mobiliario perfecto.

Una opción muy recomendable

El mobiliario Contract es la mejor solución para las instalaciones comerciales, como oficinas, tiendas, geriátricos; así como en el sector de la hostelería, como hoteles, bares o cafeterías, por ejemplo. Este tipo de mobiliario cumple con una serie de características que lo convierten en una opción recomendable para amueblar los espacios, siendo algunas muy esenciales, que destacamos a continuación.

Mobiliario para instalaciones comerciales

Diseño

Una de las características principales de este mobiliario es el diseño, el cual debe adaptarse a varios aspectos, como los gustos de los clientes, la estética del espacio donde se colocarán y la identidad de las empresas o tiendas. De esta manera se podrá tener un mobiliario personalizado y a medida, que ayudará a crear un ambiente único.

El uso de colores, acabados y formas en el diseño del mobiliario, será capaz de diferenciar a las instalaciones comerciales de su competencia y quedar en el recuerdo de las personas, lo cual resultará de gran utilidad en el mercado competitivo actual.

Además, un diseño elegante y profesional puede ser capaz de mejorar la imagen de las marcas, esto permite que clientes y proveedores tengan una mejor perspectiva sobre ellas.

Funcionalidad

De igual manera, se caracterizan por resultar de mucha utilidad para los espacios donde deban colocarse, al tratarse de sillas, mesas o armarios, por ejemplo, ya que éstos son capaces de cumplir de forma óptima con su función, ya sea al ofrecer un asiento cómodo, un espacio para trabajar o una mejor organización en la zona de trabajo.

Durabilidad y resistencia

Un aspecto destacable es la durabilidad que ofrece este tipo de mobiliario, dado que se fabrica con materiales y materia prima de la mejor calidad, para garantizar una mayor resistencia al paso del tiempo y al uso intensivo, algo de suma importancia para las empresas, oficinas, bares o cafeterías, donde existe una alta cantidad de personas que los utilizan.

Gracias a que este mobiliario cumple con las características antes mencionadas, resulta como la solución perfecta para las instalaciones comerciales que buscan crear espacios estéticos, confortables y funcionales, con el fin de atender a sus clientes de una manera más profesional y elegante.

Empresa experta

La mejor manera de gestionar los proyectos de mobiliario Contract es con una empresa experta, como muebles Nogal Yecla, dado que su experiencia y conocimiento en el sector les permite ofrecer un mobiliario más eficiente y de mayor calidad, adaptado siempre a las necesidades de las instalaciones comerciales donde se deben instalar.

Cada proyecto, ya sea en hoteles, cafeterías o geriátricos, son únicos, por eso esta empresa experta en proyectos Contract, ofrece diseños y fabrica muebles capaces de adaptarse a cada espacio. Esto permite que todos los elementos, como las sillas, los escritorios y las estanterías, estén en armonía estética, cuenten con una funcionalidad más alta y aprovechen al máximo el espacio disponible en las instalaciones comerciales.

Además, esta empresa experta trabaja usando diversos tipos de materiales, como el roble, el fresno, el cerezo o el nogal, así como permite elegir entre varios acabados, como lacados y tintes, por lo que son capaces de adaptarse a las especificaciones de los clientes con más facilidad.

De igual manera, el mobiliario de cada proyecto estará diseñado para ser resistente y duradero por mucho tiempo, dado que se fabrican para uso colectivo, público e intensivo.

Esta empresa experta también es capaz de trabajar con altos volúmenes de producción, esto permite conseguir en un mismo lugar todo el mobiliario necesario para cada proyecto, con la garantía de que se cumplirán con los plazos de producción y entrega. Con su experiencia, conocimientos y el uso de materiales de calidad, dicha empresa experta en proyectos de mobiliario Contract, es la mejor solución para las instalaciones comerciales. El mobiliario perfecto es aquel que aporta comodidad, mejora la estética del espacio y es funcional, de forma que la mejor manera de conseguirlo es a través de esta empresa experta en proyectos Contract, dado que son capaces de abarcar las características más importantes para el mobiliario de hoteles, cafeterías o bares, y así ofrecer las mejores soluciones.

Cómo reformar una oficina o local

Son varias las razones que pueden llevarnos a decidir que queremos reformar la oficina o el local de nuestra empresa. Las más habituales son la reestructuración de los espacios, la renovación de instalaciones antiguas (electricidad, fontanería) o un cambio de diseño general.

Ocurre con frecuencia que un negocio empieza a crecer y necesitamos habilitar nuevos espacios para un mayor número de trabajadores. También es frecuente que el modelo de negocio tome una dirección algo distinta a lo que habíamos previsto al inicio y, por lo tanto, que tengamos que reestructurar las instalaciones de la empresa para adaptarse mejor al tamaño de cada departamento.

Por supuesto, otra buena razón para contratar empresas de reformas es cuando compramos o alquilamos una nueva oficina/local y tenemos que adaptarla a nuestras necesidades. La situación actual del COVID-19, que precisa de una mejor ventilación en espacios cerrados y una mayor distancia entre personas, también nos puede llevar a querer hacer algunos cambios. La implantación del teletrabajo también es una cuestión a considerar, ya que muchos negocios se plantean continuar con esta práctica, incluso cuando la pandemia ya haya terminado.

Diseño interior oficina

Pasos a seguir en una reforma integral

A no ser que nuestra idea sea simplemente una pequeña reforma concreta, como cambiar el cableado eléctrico, instalar pantallas de protección para los empleados por el coronavirus o comprar unas nuevas sillas, nuestra recomendación es contratar una empresa de reformas especializada en oficinas y locales. Así, ellos se encargarán de todos los pasos, que podrían ser los siguientes:

  • Diseño y planificación de la reforma: en este primer paso, tras analizar nuestras necesidades, la empresa desarrollará un diseño para crear espacios útiles, funcionales y prácticos. Aquí se decidirá qué partes de nuestra instalación se dedicarán a despachos, zonas de trabajo, salas de espera, recepciones, salas de reunión… Por supuesto, también es el momento de decidir el aspecto de la oficina/local: cómo serán las paredes, suelos y techos, qué mobiliario se utilizará…
  • Ejecución de la obra: una vez tenemos claro el diseño interior, es momento de ponerse manos a la obra. Aquí ya entrarán en juego los diferentes especialistas: albañiles, electricistas, fontaneros, carpinteros… Los aspectos a tratar pueden incluir tabiques, alicatados, iluminación, sonido, seguridad, climatización…
  • Mobiliario: cuando hayan finalizado las obra en sí, es momento de colocar cada mueble en su lugar. Puede que aprovechemos una parte o todos los que ya teníamos o que hagamos una renovación total. Sea como sea, es muy importante analizar la idea que queremos que transmita nuestra empresa y decidir el mobiliario de forma acorde. Por ejemplo, si nuestra intención es que nuestro negocio dé una imagen moderna, no podemos decantarnos por un diseño o muebles vintage.
  • Decoración y rotulación: por último es posible que queramos decorar las paredes con imágenes de nuestro logo, frases clave que describan la empresa o fotografías inspiradoras. Tampoco debemos olvidarnos de los rótulos, tanto en el interior como en el exterior.

Permisos y licencias necesarias para la reforma

Dependiendo del tipo de reforma que vamos a llevar a cabo, de si se trata de un negocio nuevo o no y, por supuesto, del ayuntamiento donde se encuentre nuestra empresa, podemos necesitar distintos permisos y licencias:

  • Si es un local comercial, deberá cumplir con las normas establecidas para este tipo de establecimientos.
  • Licencia de apertura y actividad si nuestro negocio es nuevo o nos trasladamos a un nuevo local.
  • Licencia de obras. Un técnico del ayuntamiento tendrá que presentarse en la oficina o local y analizar las reformas que queremos hacer para que las apruebe.
  • Normativa de la comunidad. Si el local u oficina pertenece a una comunidad de vecinos, tendremos que asegurarnos de cumplir con las normas, que podrían incluir desde qué tipo de obras se pueden hacer hasta en qué horarios pueden trabajar los operarios.

Cómo crear una sociedad limitada en España

La sociedad de responsabilidad limitada, conocida en el mundo de habla hispana por sus siglas SRL, es el tipo de sociedad mercantil que más se utiliza en España, donde se le conoce como Sociedad Limitada y se denota por sus siglas SL, ya que la responsabilidad queda limitada al capital aportado a la sociedad, así los socios evitan tener que responder con su patrimonio personal a las deudas contraídas.

Muchos de los autónomos que deciden crear su propia empresa se decantan por este tipo de sociedad, para crearla existen diversas formas jurídicas, sin embargo interdependiente de ellos hay algunos requisitos que son obligatorios, en el presente artículo detallamos cada uno de ellos en el orden en que se deben cumplir para facilitar el proceso de creación de una Sociedad Limitada – SL.

Registrar el nombre de la SL

El primer paso que debe cumplirse es registrar el nombre que tendrá la naciente SL ante el Registro Mercantil, el nombre de toda empresa debe ser único, no debe coincidir con el de una que se encuentre registrada, por ello se debe visitar el sitio web del Registro Mercantil y rellenar el formulario dispuesto.

Es importante saber que en el formulario se deben incluir tres posibles nombres para la SL, esto permite al Registro Mercantil verificar cuál de las opciones está disponible, así se evita tener que realizar nuevamente la solicitud. Una vez se conceda el certificado de nombre de la SL, se tiene una reserva sobre él durante seis meses; sin embargo para registrarlo ante el notario se cuenta con plazo de tres meses, una vez vencido este periodo deberá hacerse una renovación.

Pasos para crear una SL en España

Abrir una cuenta bancaria a nombre de la SL

Una vez cuente con la certificación negativa de empresa emitida por el Registro Mercantil puede acudir a la entidad bancaria de su elección y abrir una cuenta a nombre de la SL, a esta cuenta debe ingresar un Capital Mínimo Inicial, cuyo monto es de 3.000,06 euros. El certificado de ingreso de este monto es un requisito que exige el notario para la creación de la SL.

Redactar los estatutos sociales

Los socios que conforman la SL están en la obligación de redactar los estatutos sociales de la naciente Sociedad Limitada, los cuales deben ser anexados a la escritura pública de constitución.

Todos los socios tienen el deber de redactar una serie de normas para conducir la empresa. Esas normas son los estatutos sociales, los cuales hay que agregar a la de la constitución.

Obtener escritura pública de la constitución de la SL

Este trámite debe realizarse ante un notario, su costo oscila entre 300 y 500 euros y se necesita contar con los siguientes documentos:

  • Certificación negativa de empresa emitida por el Registro Mercantil.
  • Estatutos Sociales de la SL.
  • Certificación del banco del aporte del Capital Social, depósito en cuenta de la SL.
  • D.N.I. en vigor del socio o de los socios fundadores.
  • En caso de que alguno de los socios no sea ciudadano español debe presentar la Declaración de inversiones exteriores.

Obtener el NIF de la SL

Luego de obtener la escritura pública de la SL se puede realizar la solicitud del Número de Identificación Fiscal (NIF) provisional ante Hacienda, para ello es necesario rellenar el modelo 036 y aportar una copia de escritura de constitución de la SL, así como una copia del DNI de la persona que realiza la solicitud.

El NIF que se proporciona tiene una validez de seis meses, junto a él deben entregar las etiquetas y tarjetas identificativas. Luego de este plazo es necesario hacer la solicitud del NIF definitivo.

Dar de alta a la SL en la AEAT

El siguiente paso es dar de alta la SL ante la Agencia Estatal de Administración Tributaria – AEAT, de acuerdo al epígrafe IAE que corresponda a la actividad que desarrolla la empresa, es posible que la SL quede exenta de tal impuesto, ya que sólo tributan aquellas empresas que tengan ingresos superiores a 1.000.000 de euros.

Hacer la declaración censal o del IVA

Las SL, como los demás tipos de empresas, deben hacer la declaración censal para iniciar su actividad económica, este trámite se realiza ante Hacienda y se necesita rellenar modelo 036 y aportar copia del NIF y del documento del IAE.

Inscribir la SL en el Registro Mercantil provincial

Finalmente se debe inscribir la SL en el Registro Mercantil provincial correspondiente, se cuenta con un plazo de dos meses desde el momento que se obtienen las escrituras públicas, se necesita de los siguientes documentos:

  • Escritura pública de la constitución de la Sociedad Limitada.
  • Certificación negativa de empresa emitida por el Registro Mercantil.
  • Copia del NIF provisional de la S.L.
×

WhatsApp de GrupoLasGuías

× Publicar mi artículo