Montar una churrería, un negocio tradicional rentable

Una churrería es una opción tradicional cuando buscamos negocios rentables, que requiere de una inversión menor, si se le compara con otro tipo de emprendimientos. Además, este sector goza de una gran aceptación en toda España, de hecho, aunque originalmente los churros se consumían mayormente en invierno, han logrado superar dicha estacionalidad y ahora se les consume en cualquier época del año.

Montar una churrería no requiere de grandes inversiones y es posible comenzar la producción y venta en un periodo de tiempo bastante corto. Por suerte, no es un tipo de negocio que requiera de una formación especial para gestionarlo. No obstante es recomendable que cuentes con un plan de negocios antes de poner en marcha tu proyecto, este plan debe incluir la zona donde piensas abrir el local, la competencia, el modelo de distribución, la maquinaria y el personal necesario.

Debe contemplar también la estrategia de marketing y comunicación que usarás para llegar al público objetivo y lograr convertirlos en clientes de tu churrería. Piensa también en la imagen del producto y la marca con que saldrán al mercado. Lógicamente, también resulta crucial que te decantes por la mejor churrera para tu negocio, en este sentido destacan fabricantes de churreras con marcas especializadas como Inblan.

Churros deliciosos

Local 

Una de las ventajas que ofrece una churrería es que no necesita de un local muy amplio, con un espacio de entre 30 y 50 m2 es suficiente para este tipo de negocio. Sin embargo, su ubicación es un elemento de gran importancia, ya que lo más recomendable es que se encuentre en una zona con la suficiente afluencia de público en la franja horaria donde más se consume este producto.

Otra ventaja es que una churrería puede ser un negocio ambulante, así podrás movilizarte a las zonas donde los churros tengan mayor demanda con tu churrera profesional. En este caso deberás contar con un vehículo o remolque con las dimensiones suficientes que te permitan trabajar de forma cómoda, ya que debes tener espacio para la maquinaría, almacenaje, preparación y venta de los churros y otros alimentos y bebidas que conforman tu carta.

Si te decides por montar la churrería en un local debes considerar la organización y distribución del espacio, las zonas más usuales son.

  • Área de atención al público: se ubica fuera del mostrador, dependiendo del tamaño del local puedes colocar sillas y mesas, si tienes poco espacio puedes colocar algunas encimeras para que los clientes puedan comer en el local o vender para llevar, puedes hacer también entregas a domicilio.
  • Área de elaboración: se localiza dentro del mostrador, está área debe tener la suficiente amplitud para ubicar toda la maquinaria y contar con espacio para trabajar de forma cómoda, ya que se necesita amasar, freír, preparar las bebidas, etc.
  • Área de almacenaje: aunque una churrería no requiere el almacenaje de muchos productos, siempre es necesario contar con un área higiénica donde guardar los insumos para preparar los productos.
  • Área de aseos: si cuentas con un local amplio donde los clientes consumen tus productos el servicio de aseos siempre es un plus que agradecerán los clientes.

Maquinaría necesaria 

La maquinaría para tu churrería va a depender del volumen de producción, en todo caso necesitarás como mínimo comprar una churrera automática, que es una especie de máquina de churros todo en uno que utiliza las últimas tecnologías para obtener los mejores resultados. Tradicionalmente, se ha necesitado:

  • Amasadora. 
  • Cesta metálica para la masa elaborada. 
  • Pala para manipular la masa. 
  • Inyectora rellenadora de churros. 
  • Dosificadora de churros (churrería). 
  • Freidora.
  • Calentador de churros. 
  • Chocolatera. 

Contar con las máquinas necesarias te permitirá que puedas elaborar productos de buena calidad de forma rápida y efectiva, así podrás producir el volumen que necesitas para cubrir la demanda de los clientes de tu chuchería, e incluso aumentar la producción en el momento que sea necesario.

Licencias  

Como cualquier negocio relacionado con la hostelería, para montar una churrería debes contar con diversas licencias y permisos, entre ellos:

  • Licencia del ayuntamiento: debes solicitar la licencia para tu churrería en el ayuntamiento de la localidad donde se ubica el local, igualmente si es una churrería ambulante igual necesita contar con el permiso del ayuntamiento para ubicarse y trabajar en los espacios urbanos. 
  • Certificado de Manipulador de Alimentos: todos los empleados de la churrería que intervengan en la elaboración o servicio de los productos necesitan contar con este certificado. 
  • Impuesto de Actividades Económicas (IAE): debes darte de alta en el IAE, un trámite que debes realizar ante la Agencia Tributaria, puedes hacerlo vía online a través de su sede electrónica, o de forma presencial en cualquiera de sus oficinas.  
  • Régimen de la Seguridad Social para Trabajadores Autónomos (RETA): debes darte de alta en el RETA como autónomo.  
  • Seguro de Responsabilidad Civil: aunque no es obligatorio es importante que cuentes con este seguro que te permitirá cubrir cualquier accidente que afecte a los clientes.
×

WhatsApp de GrupoLasGuías

× Publicar mi artículo