Estaciona tu coche en el parking para viajeros del aeropuerto y disfruta de las vacaciones

Por comodidad y rapidez, el vehículo particular se convierte en el mejor medio para llegar al aeropuerto. No habrá necesidad de viajar en transporte público ni tampoco de cargar con nuestras pertenencias. Y esto es posible gracias a las ventajas que nos proporciona el parking para viajeros que tenemos a nuestro alcance en los principales aeródromos del país.

Los usuarios de estos aparcamientos no tendrán que preocuparse de nada. Únicamente de llegar a tiempo para coger su vuelo y disfrutar de las vacaciones. Del resto ya se encarga la empresa que gestiona estos espacios de estacionamiento.

Parking sin esperas y económico

Estos parkings se encuentran muy próximos a los aeropuertos y a las principales estaciones de Madrid y Barcelona. Apenas se tardará cinco minutos en llegar desde el lugar en el que aparcas tu coche hasta el punto de partida. Para facilitar el viaje a los usuarios, el traslado desde el aparcamiento hasta el aeropuerto se realizará en el acto, pudiendo escoger también la posibilidad de entregar el vehículo en la propia terminal y recogerlo a la vuelta en el mismo sitio.

Serán todo comodidades, para que puedas volar con la garantía de que tu coche se queda en las mejores manos. Ten en cuenta que estos centros permanecen vigilados las 24 horas tanto por el personal de la compañía como por las cámaras de seguridad. Además, podrás estacionarlo junto al aeródromo o la estación sin necesidad de soportar esperas ni colas. Se trata de un trámite muy sencillo, que incluso puedes reservarlo con anterioridad de manera online, conociendo al momento el precio del servicio. Así no te llevarás ninguna sorpresa, ya que se tratan de tarifas cerradas.

Si tienes previsto volar desde la Ciudad Condal, te interesará conocer las ventajas que te ofrece el Parking Aeropuerto Barcelona El Prat. Se presenta como una solución muy a tener en cuenta si tu intención es permanecer unos cuantos días fuera. Nos encontramos con un aparcamiento de larga estancia, que está a apenas cinco minutos del recinto aeroportuario.

Aparca & go

Suelen optar por esta opción los viajeros que en realidad saben apreciar su tiempo y que no están dispuestos a perder dinero. Las tarifas que se ofrecen por el estacionamiento en estas instalaciones resultan hasta un 70% más económicas en comparación con las que se manejan en los parkings oficiales de AENA.

Al margen del destino o de los horarios, estos aparcamientos permanecen abiertos las 24 horas del día durante todo el año. Tienen la capacidad de adaptarse a las necesidades de cada viajero al contar con una gran flexibilidad.

Estacionamiento en el parking o en la terminal

A la hora de realizar el estacionamiento, tienes dos alternativas. A través del Servicio Express se puede dejar el vehículo en las instalaciones de esta compañía y un minibús lanzadera se ocupará de llevarte a tu terminal sin esperas.

En cambio, sí lo que buscas es algo más de comodidad, por un poco más de dinero dispones del Servicio Premium, que consiste en conducir tu coche hasta la terminal y uno de los agentes de la empresa se ocupará de llevarlo hasta el parking, sin generarle ningún tipo de preocupación al cliente.

Ten tu coche a punto para la vuelta

Durante el periodo que permanezca el coche en el aparcamiento del aeropuerto o de la estación tienes la posibilidad de que te lo revisen o le hagan un lavado.

Los profesionales de la empresa se encargarán de ponerlo a punto, realizando todas las labores de mantenimiento y revisiones que precise. También ofrecen la posibilidad de pasar la ITV mientras el cliente se encuentra de viaje.

Plazas de parking

Y al regreso de su vuelo podrá disponer del coche como si fuera prácticamente nuevo gracias al servicio de lavado exterior y a la limpieza interior.

Las personas que ya han utilizado el parking para viajeros del aeropuerto suelen repetir al quedar satisfechos con la rapidez, los buenos precios y la comodidad. Desplazarse hasta estos espacios ha dejado de convertirse en un problema para nuestro bolsillo.

Todos los caminos llegan a Santiago

La peregrinación es un motivo turístico que está ganando peso entre los españoles. La tendencia a la búsqueda de la naturaleza y la superación personal como vías de escape lleva a un creciente número de público a contactar con una Agencia del Camino de Santiago para organizar su viaje. La ventaja que tiene España es la historia de esta conocida ciudad gallega, cuya catedral acoge cada año a más de 300.000 peregrinos. Cada uno vive su propia experiencia y tiene la oportunidad de elegir entre diferentes rutas, pues hay quince consideradas oficiales en un ratio de kilómetros relativamente corto, si bien son muchos los visitantes que han cargado su mochila y han iniciado la ruta en la puerta de su casa. Al fin y al cabo, todos los caminos llegan a Santiago.

Haciendo el camino de Santiago

Tanto desde el este, norte y sur es posible encontrar una ruta oficial que tiene como destino el Obradoiro. El Camino francés está entre los más conocidos y se prolonga, en su versión completa, a lo largo de 741 kilómetros que transcurren por el norte de España. Parte de Saint Jean Pied de Port, un bonito pueblo francés ubicado a poca distancia de la frontera, y avanza hacia Galicia cruzando las comunidades de Euskadi, Navarra, La Rioja y Castilla y León. Es una ruta que se realiza entre 33 y 36 etapas, en función del ritmo de cada uno; y que significa el recorrido más largo de todos los que son reconocidos. Debido a la dificultad para completarlo en un único viaje, muchos peregrinos lo dividen e invierten dos o tres rutas para realizarlo. 

El Camino Inglés es otro de los más conocidos, principalmente por su carácter histórico, pues no está entre los más visitados por el público. Su nombre se debe a los comerciantes ingleses que atracaban en el puerto de Ferrol y ponían rumbo hacia la capital gallega. Hay una variante de este recorrido que parte de A Coruña. Un país que también da nombre a una ruta del Camino de Santiago es Portugal y las posibilidades como punto de partida son variadas. Los visitantes pueden elegir emprender la marcha en Lisboa, un origen bastante alejado que implica una mayor inversión de tiempo. La mayoría coinciden en Oporto y Santarém como el lugar para empezar a andar. El Camino de Santiago Portugués por la costa desde Baiona, donde las olas del Océano Atlántico chocan con los acantilados; es una de las opciones más populares debido a su particularidad.

Distancias cortas

La gran ventaja de esta peregrinación es que permite tantas opciones que resulta muy fácil, para los visitantes, adaptarse a alguna de ellas; incluso para quienes tienen poco tiempo. El Camino de Santiago desde Tui es un ejemplo, pues apenas supera los 110 kilómetros, al igual que la salida en la citada Baiona; ambas localidades ubicadas en el sur de Galicia. Están entre las variantes más frecuentadas para quienes quieren conocer Galicia a pie. Finisterre, el punto más al oeste de la Europa continental, ofrece, incluso, una distancia más corta y permite realizar la ruta en unos cuatro días. 

× Publicar mi artículo