Cómo reformar una oficina o local

Son varias las razones que pueden llevarnos a decidir que queremos reformar la oficina o el local de nuestra empresa. Las más habituales son la reestructuración de los espacios, la renovación de instalaciones antiguas (electricidad, fontanería) o un cambio de diseño general.

Ocurre con frecuencia que un negocio empieza a crecer y necesitamos habilitar nuevos espacios para un mayor número de trabajadores. También es frecuente que el modelo de negocio tome una dirección algo distinta a lo que habíamos previsto al inicio y, por lo tanto, que tengamos que reestructurar las instalaciones de la empresa para adaptarse mejor al tamaño de cada departamento.

Por supuesto, otra buena razón para contratar empresas de reformas es cuando compramos o alquilamos una nueva oficina/local y tenemos que adaptarla a nuestras necesidades. La situación actual del COVID-19, que precisa de una mejor ventilación en espacios cerrados y una mayor distancia entre personas, también nos puede llevar a querer hacer algunos cambios. La implantación del teletrabajo también es una cuestión a considerar, ya que muchos negocios se plantean continuar con esta práctica, incluso cuando la pandemia ya haya terminado.

Diseño interior oficina

Pasos a seguir en una reforma integral

A no ser que nuestra idea sea simplemente una pequeña reforma concreta, como cambiar el cableado eléctrico, instalar pantallas de protección para los empleados por el coronavirus o comprar unas nuevas sillas, nuestra recomendación es contratar una empresa de reformas especializada en oficinas y locales. Así, ellos se encargarán de todos los pasos, que podrían ser los siguientes:

  • Diseño y planificación de la reforma: en este primer paso, tras analizar nuestras necesidades, la empresa desarrollará un diseño para crear espacios útiles, funcionales y prácticos. Aquí se decidirá qué partes de nuestra instalación se dedicarán a despachos, zonas de trabajo, salas de espera, recepciones, salas de reunión… Por supuesto, también es el momento de decidir el aspecto de la oficina/local: cómo serán las paredes, suelos y techos, qué mobiliario se utilizará…
  • Ejecución de la obra: una vez tenemos claro el diseño interior, es momento de ponerse manos a la obra. Aquí ya entrarán en juego los diferentes especialistas: albañiles, electricistas, fontaneros, carpinteros… Los aspectos a tratar pueden incluir tabiques, alicatados, iluminación, sonido, seguridad, climatización…
  • Mobiliario: cuando hayan finalizado las obra en sí, es momento de colocar cada mueble en su lugar. Puede que aprovechemos una parte o todos los que ya teníamos o que hagamos una renovación total. Sea como sea, es muy importante analizar la idea que queremos que transmita nuestra empresa y decidir el mobiliario de forma acorde. Por ejemplo, si nuestra intención es que nuestro negocio dé una imagen moderna, no podemos decantarnos por un diseño o muebles vintage.
  • Decoración y rotulación: por último es posible que queramos decorar las paredes con imágenes de nuestro logo, frases clave que describan la empresa o fotografías inspiradoras. Tampoco debemos olvidarnos de los rótulos, tanto en el interior como en el exterior.

Permisos y licencias necesarias para la reforma

Dependiendo del tipo de reforma que vamos a llevar a cabo, de si se trata de un negocio nuevo o no y, por supuesto, del ayuntamiento donde se encuentre nuestra empresa, podemos necesitar distintos permisos y licencias:

  • Si es un local comercial, deberá cumplir con las normas establecidas para este tipo de establecimientos.
  • Licencia de apertura y actividad si nuestro negocio es nuevo o nos trasladamos a un nuevo local.
  • Licencia de obras. Un técnico del ayuntamiento tendrá que presentarse en la oficina o local y analizar las reformas que queremos hacer para que las apruebe.
  • Normativa de la comunidad. Si el local u oficina pertenece a una comunidad de vecinos, tendremos que asegurarnos de cumplir con las normas, que podrían incluir desde qué tipo de obras se pueden hacer hasta en qué horarios pueden trabajar los operarios.
× Publicar mi artículo