Incorpora el merchandising publicitario para publicitar tu empresa

Los regalos publicitarios han ido ganando más y más popularidad a lo largo de los últimos años. Por ejemplo, en los años 90 del siglo XX, menos de la mitad de las empresas habían utilizado el merchandising publicitario, según estudio. En cambio, en la primera década de los 2000 esta cifra ya había aumentado al 84%. Por lo tanto, queda claro que la mayoría de empresas ya aprovechan el potencial de este tipo de publicidad. Es una tendencia claramente al alza, ¿por qué?

Los regalos promocionales juegan con la ventaja de ir ligados a una de las palabras que más gustan a la gente: gratis. Como sabemos, ofrecer cosas gratuitas atrae la atención de las personas inmediatamente.

En España solemos decir que “lo gratis/barato acaba saliendo caro” o que “nadie da duros a cuatro pesetas”. Aunque esto es cierto en muchos casos, no se puede aplicar a los regalos publicitarios, ya que son verdaderamente gratuitos y no tienen ninguna desventaja. Sí, puede que estés publicitando una marca, pero eso no te cuesta ningún trabajo y estás usando un artículo que en ese momento te resulta útil.

En definitiva, las empresas que regalan este tipo de productos, ya sean prendas de vestir, llaveros personalizados o artículos útiles en general, consiguen realizar una publicidad muy asequible y eficaz, que crea relaciones e impulsa el negocio.

Ventajas de los regalos publicitarios para tu empresa

Si aún no te has decidido por aprovechar el merchandising publicitario en tu empresa o alguna vez lo has probado puntualmente y no has continuado, seguramente querrás saber todas las ventajas que aporta este tipo de publicidad. ¡Cambiarás de idea seguro!

Ejemplos de regalos publicitarios

Aumentar el reconocimiento de la marca

Una de las mejores formas de llegar a la gente y que tu marca esté ahí fuera, es hacer esto de forma literal. Un regalo publicitario que muestre el nombre y logotipo de tu empresa es una excelente manera de aumentar el reconocimiento de tu negocio.

En un estudio que se realizó en una feria empresarial, el 62% de los asistentes indicó que había recibido un producto promocional, de los cuales un 72% recordaba el nombre de la compañía que se lo había regalado.

Ahorrar dinero

Los detalles promocionales pueden ayudarte a publicitar tu empresa de forma bastante más asequible que otros métodos. De hecho, se encuentran entre los productos más económicos a la hora de promocionarse. Un estudio que se hizo en 2008 concluyó que el coste medio por cada “impresión” generada por regalos publicitarios era de 0,0035 €.

Este precio está muy por debajo del obtenido en publicidad en televisión, periódicos o incluso en el marketing por Internet.

Mejorar la imagen y la percepción

Es un hecho que la opinión de un cliente potencial sobre ti y tu negocio mejorará después de haber recibido un regalo publicitario. Aunque nos apartásemos del mundo empresarial, un regalo es un símbolo mundial de buena voluntad. La sensación de gratitud experimentada al recibir un detalle, incluso aunque sea algo sencillo y de poco valor económico, hace que la actitud de los clientes hacia nuestra marca mejore.

Generar ventas

Los productos promocionales son capaces de despertar el interés de los clientes potenciales hacia tu empresa. Una vez más, se ha demostrado que la gente que ha recibido un regalo de una compañía es más proclive a comprar productos o servicios de esta. Y no necesariamente debemos centrarnos solo en las ventas, sino que también podemos aprovechar el poder del merchandising publicitario para conseguir que más personas se apunten a nuestro boletín de noticias o visiten nuestra web.

La suma de una mejor percepción de los clientes hacia nuestro negocio y de un mayor reconocimiento de la marca nos lleva a más ventas. De hecho, podemos decir que incluso aumenta el gasto de los clientes en una empresa entre aquellos que han recibido previamente un regalo.

Los regalos que hacen las empresas pueden ser vistos como una forma de valor añadido y son una excelente opción para lograr nuevas ventas.

Mantener la lealtad de los clientes

Otros estudios centrados en este tipo de publicidad han sugerido que, después de regalar algún producto a un cliente, es más probable que este vuelva a comprar y, además, que lo haga con mayor frecuencia.

Al regalarle a alguien un artículo útil potencia las ventas de repetición. Es una buena forma de recordarles que les importas.

Generar referidos

En el mundo de Internet, los referidos son el alma de las plataformas de afiliación. Básicamente, alguien recibe dinero a cambio de enviarle clientes a una empresa.

Una forma imaginativa de trasladar esta idea al mundo físico es utilizar los regalos publicitarios de esta manera: ofreciéndoselos a los clientes a cambio de referidos, es decir, de otros clientes potenciales. Ya se ha probado y los resultados han sido buenos. Por supuesto, también se puede combinar con marketing online para un mayor potencial si el sector de nuestra empresa es apto para este tipo de promoción.

Mejorar las relaciones con los empleados

Los regalos empresariales no resultan interesantes únicamente de cara a los clientes, sino también pensando en los empleados. Se pueden aprovechar varios tipos de recompensas, premios o regalos para recompensar el trabajo bien hecho y dar las gracias a los empleados por su dedicación.

Los incentivos dentro de las empresas se han venido usando desde hace mucho tiempo en todo el mundo. Lógicamente, en este caso tenemos que decantarnos por productos más caros que los pensados para regalar a los clientes, de lo contrario no generarán la incentivación deseada e incluso podría provocar enfado.

Tipos de regalos publicitarios

Hay una infinidad de detalles promocionales que podemos usar para publicitar nuestro negocio. A continuación te dejamos una lista por si estás falto de ideas y quieres darle una oportunidad a este tipo de publicidad:

  • Llaveros.
  • Gorras y sombreros.
  • Tazas, vasos, termos, botellas.
  • Bolsas, mochilas, maletines, neceseres, riñoneras.
  • Libretas, blocs de notas, carpetas.
  • Material de oficina, alfombrillas de ratón, bolígrafos, lápices, estuches.
  • Pendrives, auriculares, altavoces, ratones, relojes u otros gadgets.
  • Paraguas, gafas de sol, toallas, sombrillas, bufandas, guantes, abanicos…
  • Camisetas, sudaderas, camisas…
× Publicar mi artículo