Material de oficina barato para empresas y pymes

Es increíble la cantidad de material de oficina que se puede llegar a usar en cualquier empresa. Lógicamente, depende mucho del tipo de negocio y de la cantidad de trabajadores. Pero, sea como sea, siempre necesitaremos mucho material, por lo que es importante optar por un buen proveedor o tienda que nos pueda vender productos de buena calidad baratos.

Además, resulta interesante escoger un vendedor que sepamos que siempre tendrá disponible el mismo material que ya hemos probado y nos ha gustado y no tener que ir buscando de tienda en tienda lo que queremos. Puede parecer una tontería, pero cambiar la marca de los bolígrafos, las agendas, los talonarios o los archivadores puede suponer un cierto quebradero de cabeza porque nos hemos acostumbrado a algo que ahora es un poco diferente.

Material de oficina

Una opción siempre interesante es decantarnos por una tienda online de confianza, como la de 20 mil productos, donde encontraremos un sinfín de material de oficina y productos de papelería, de marcas recomendadas como Liderpapel, que vende productos de muy buena calidad a precios competitivos.

Es importante llevar un buen control de las existencias de material en nuestra empresa, ya sea un autónomo que lleva todo el negocio o el responsable de compras y ventas de una pyme más grande. Algunos artículos no pueden faltar nunca en determinados negocios, por ejemplo papel para imprimir, tinta para la impresora, sobres, grapas, talones…

Listado de material de oficina

Hay muchos productos de papelería que se utilizan en una oficina, algunos de los más utilizados son:

  • Papeles: folios para imprimir, papeles de distintos tamaños (Din A3/A4/A5), papel ecológico, papel fotográfico, blocs de notas, sobres, notas adhesivas, etc.
  • Artículos para escribir: bolígrafos, rotuladores, fluorescentes, lápices, marcadores, plumas…
  • Organización: agendas, calendarios, carpetas, archivadores, separadores, fundas, bandejas…
  • Para pegar o unir: pegamento, cinta adhesiva o celo, precinto, grapas, clips, chinchetas…
  • Embalaje y protección: todo tipo de cajas (de cartón, de plástico, metálicas, de diferentes tamaños), bolsas de plástico o de papel, papel de regalo, cinta de embalar, plástico de burbujas…
  • Para cortar o agujerear: tijeras, cúters, grapadoras, taladradoras…
  • Otros: gomas de borrar, reglas, detectores de billetes falsos, etiquetadoras, rotuladoras, plastificadoras, teléfonos…
Archivadores de colores

Como vemos, la lista es muy larga. Dependiendo del sector de la empresa, hay algunos productos que son imprescindibles para el correcto funcionamiento, mientras que otros pueden ser de ayuda en determinadas labores y otros son fácilmente sustituibles por otros artículos.

Quizás, si somos autónomos sin trabajadores a cargo o con solo uno o dos, podemos llevar un control del inventario de material de oficina «a ojo». Sin embargo, en empresas más grandes es necesario controlar de forma más eficiente las existencias. Una práctica común es hacer una primera compra de material con previsión a que dure 6-12 meses y volver a hacer un pedido cuando calculemos que nos llega para 1 ó 2 meses.

Por lo tanto, nunca deberíamos llegar a un momento de quedarnos sin determinados productos, ya que podría afectar negativamente a nuestro negocio, especialmente si son artículos de los que consideremos imprescindibles para el adecuado funcionamiento.

×

WhatsApp de GrupoLasGuías

× Publicar mi artículo