Se prolonga el estado de alarma hasta el 26 de abril

Pedro Sánchez acaba de anunciar que, como era de esperar, el estado de alarma en España se prolonga 15 días más, por lo tanto llegaríamos hasta el 26 de abril. La situación actual con el coronavirus no permite el levantamiento de las medidas de confinamiento y distanciamiento social aplicadas todavía, de lo contrario nos arriesgamos a un nuevo brote fuerte del virus que tendría consecuencias nefastas.

Lo que sí ha anunciado Pedro Sánchez es que después de los festivos de Semana Santa volverán a abrir aquellas empresas consideradas no esenciales. Es decir, volveríamos a un estado de alarma con las mismas condiciones que teníamos hasta hace una semana, antes de que el gobierno español anunciase el cierre de toda actividad no esencial.

Es decir, el permiso retribuido recuperable que se anunció finalizará el día 9 de abril tal y como se había previsto desde un principio. Después del día 9 llegan los días festivos principales de la Semana Santa, tras los cuales se reemprenderia el funcionamiento casi normal de las empresas e industrias en España, siendo el día de vuelta o bien el lunes 13 de abril o el martes 14 de abril, dependiendo de la comunidad autónoma.

Los datos parecen indicar que ya se puede haber llegado al pico de la enfermedad en el territorio español y las cifras empiezan a mostrar un ligero descenso en contagios, personas hospitalizadas, personas que precisan de la UCI o incluso el número de fallecidos. Todo esto nos permite ser optimistas para el futuro a corto plazo, pero siempre con mucha prudencia. Lo que no podemos hacer ahora es volver a la normalidad de golpe porque de buen seguro se volverían a disparar los casos, se volverían a colapsar los hospitales y tendríamos que volver a empezar de cero, lo cual sería un auténtico desastre 

Ahora mismo llevamos ya 3 semanas en estado de alarma, tres semanas confinados en casa y sabemos de forma segura que todavía nos quedan como mínimo 3 semanas más, lo cual nos llevaría a un total de un mes y medio de confinamiento. Tal y como ha dicho Pedro Sánchez este mediodía, el estado de alarma no terminará el 26 de abril. Sin embargo, si los datos continúan mostrando una victoria en la lucha contra el coronavirus, a partir de ese día se podrán empezar a reducir las medidas aplicadas, intentando una vuelta a la normalidad parcial que incluiría que pudiésemos hacer algo más de vida social y relacionarnos más con los demás.

Después de la fecha del 26 de abril es cuando el gobierno pretende empezar un desescalamiento de la situación y nos llevaría a ir volviendo a la normalidad de forma paulatina. Todo parece indicar que el uso de mascarillas en la calle va a ser obligatorio y eso nos permitirá a los ciudadanos salir más de casa y recuperar en parte nuestra vida social. Para ello es preciso que el abastecimiento y la venta de mascarillas se generalice para que todas las personas tengan acceso a ellas de forma fácil. Está claro que nuestro mundo no volverá a ser el mismo después de la crisis del coronavirus, pero todos juntos debemos seguir sacrificándonos y luchando para tener un futuro lo mejor posible.

Esperamos que después de Semana Santa la economía empiece a recuperarse parcialmente aunque, como sabemos, todavía habrá muchos negocios cerrados. Los ERTEs se han generalizado en muchas empresas y sabemos que la vuelta a los puestos de trabajo no será hasta que termine el estado de alarma y eso nos va a llevar como mínimo hasta el 26 de abril.