Bolsas de papel personalizadas para potenciar tu marca

Las bolsas personalizadas son una excelente forma de promocionar una empresa. No solo causan una gran impresión a los clientes, sino que también proporcionan una forma fácil de identificar el logotipo de la empresa. Al proporcionar estas bolsas a tus clientes, no solo estás fidelizándolos, sino que también estás publicitando tu marca a un público más amplio.

Se trata sin duda de uno de los tipos de publicidad más baratos. Costando cada bolsa lo mismo o incluso menos que un clic en un anuncio en Google (es decir, algunos céntimos), conseguimos un resultado más amplio. No solo generamos fidelización y posible repetición de compra en el propio cliente, sino que este irá por el centro comercial o la calle enseñando el logo y/o el nombre de nuestro negocio, potencialmente captando nuevos compradores.

Esto no quiere decir que debamos abandonar otros tipos de publicidad también eficaces, sino que las bolsas de papel personalizadas son un excelente complemento a nuestra estrategia de marketing. Son especialmente útiles a la hora de publicitarse de forma local, es decir, por la zona más cercana a nuestra empresa.

Mujer con bolsas de papel

Ventajas de las bolsas personalizadas

  • Diferenciación. Las empresas pueden diferenciarse de sus competidores promocionando sus productos con bolsas personalizadas, ya que estas son únicas y «graban» nuestra imagen en la mente de los compradores y potenciales clientes. Si tienes en casa una bolsa personalizada con el logo de una empresa y otra completamente lisa sin nada, ¿cuál crees que generará una conexión con la marca?
  • Fortalecimiento de la marca. Cada vez que alguien ve nuestro logo, el vínculo de esa persona con nuestra marca aumenta. Por lo tanto, si más adelante necesita comprar otro producto o contratar un servicio que nosotros ofrecemos, es mucho más probable que vuelvan a optar por nuestro negocio. Además, si alguien que no nos conoce ve nuestra marca en una bolsa en manos de otra persona por la calle y luego se encuentra con nuestro establecimiento, se creará una conexión inmediata en su cerebro y, cuanto menos, sentirá la curiosidad de entrar para ver qué hay.
  • Publicidad a un precio asequible. Hay muchas formas de promocionar nuestro negocio, desde anuncios en TV o en Internet a pancartas en la calle o email marketing. Sin embargo, las bolsas personalizadas son una manera de hacerlo realmente barata y eficaz. Debido a una mayor concienciación entre la población sobre la necesidad del reciclaje y de generar menos residuos, es muy posible que los clientes que se lleven una de nuestras bolsas intenten guardarla y aprovecharla lo máximo posible, aumentando la eficacia de nuestra campaña y la visualización de nuestra marca.

Tipos de bolsas personalizadas y cosas a tener en cuenta

Con las bolsas de plástico ya desterradas de los comercios por parte de la UE para impedir la contaminación que provocaban, las bolsas de papel son la mejor alternativa. Básicamente encontraremos de dos tipos, las llamadas bolsas kraft (que son de un color marrón parecido al cartón) y las blancas.

Hay que tener en cuenta que no todos los logos o colores quedarán bien en las bolsas kraft impresas porque el color de fondo es el marrón. Si podemos optar por colores que resalten, tendremos un resultado muy interesante. Si no es posible, entonces las bolsas de papel blancas nos permitirán imprimir en ellas prácticamente cualquier tipo de logo o color, obteniendo igualmente un acabado que resalte nuestra marca.

¡Aprovecha las ventajas de las bolsas personalizadas para tu negocio y verás cómo aumentan las ventas de repetición y los nuevos clientes!

× Publicar mi artículo